Actividades para practicar al aire libre en invierno

Maestros del Cuidado y Ocio

 

Llega el fin de semana y no son pocas las personas que se mueren de ganas por disfrutar de un poco de aire libre. Y con razón: realizar actividades en el exterior, especialmente en zonas de campo libres de los humos de las grandes ciudades. Es una buena opción para combinar ejercicio con ocio. Darle un poco más de marcha a nuestros pulmones y nuestra circulación sanguínea con un paseo. Por ejemplo, tiene efectos positivos sobre nuestro organismo: desde sentirnos mentalmente más relajados, a tonificar un poco más los músculos que no solemos poner en marcha durante nuestras largas jornadas en la oficina.

 

Sin embargo, a algunos/as les puede echar para atrás el frío de esta época. Un factor que podemos convertir en nuestro aliado y que descubriréis en las siguientes recomendaciones:

 

 

  • Senderismo

 El gran clásico de las actividades al aire libre. La práctica del senderismo no tiene por qué verse aparcada durante los meses de invierno. Si sois amantes de los paisajes campestres, esta estación os brindará una experiencia visual completamente diferente a la acostumbrada en los meses estivales, donde los paisajes nevados o la eclosión de los árboles de hoja perenne tiñen de verde bosques y montañas.

 

  • Running 

Con el equipamiento adecuado, la práctica del running puede seguir siendo una actividad placentera de diciembre a marzo: en primer lugar, nos libramos de las incomodidades de las altas temperaturas y, además, el contraste del calor producido por el ejercicio físico con las bajas temperaturas tiene un efecto tonificador en nuestro cuerpo. Basta con resguardar aquellas partes que vayan a estar expuestas al frío para no caer en un constipado y, por supuesto, procurar abrigarnos adecuadamente antes, durante y después de la carrera.

 

  • Bicicleta

Para los amantes de las dos ruedas, el invierno no tiene por qué ser un inconveniente. Muy al contrario, pueden seguir disfrutando de los beneficios de un paseo por la ciudad o el campo con tan sólo aplicar los mismos consejos que os damos para el running y el senderismo, aunando las ventajas tanto físicas como mentales de ambas prácticas. La bicicleta es, sin duda, una de las opciones más completas en cuanto a ejercicio aeróbico se refiere: lograremos fortalecer las piernas, otorgar firmeza a los glúteos y, además, posee un bajo impacto en huesos y articulaciones.

 

  • Esquí

Es el deporte por antonomasia de estas fechas y no son pocos los que esperan con ansia la información sobre nevadas para saber si podrán acudir a su estación de esquí favorita. Este deporte es uno de los más completos en cuanto a ejercitación muscular se refiere, poniendo especial énfasis en el trabajo de piernas y torso. Además, seguiremos manteniéndonos en forma antes de empezar a plantearnos todos esos planes de cara a lucir un aspecto saludable en verano mientras practicamos un ejercicio tan singular como divertido.