8 alimentos ricos en vitamina C

Maestros de la Alimentación

 

Adiós al tópico: 8 alimentos más ricos en vitamina C que la naranja

 

 

¿Cuántos zumos de naranja nos habremos tomado pensando que con ello evitaríamos resfriarnos en invierno? Seguro que muchos. Y, sin embargo, la ciencia ha demostrado que se trata de un mito más: por más bebida a base de uno de nuestros cítricos favoritos que tomes, no vas a esquivar el constipado de la temporada. Sin embargo, lo que sí ha demostrado la ciencia en diversos estudios (como éste de la Universidad de Leicester), es que la vitamina C es, por ejemplo, beneficiosa para la piel. Concretamente, favoreciendo la curación de las heridas cutáneas y ayudando a las defensas de la piel cuando se expone a una excesiva radiación ultravioleta.

 

Esto, unido a sus propiedades antioxidantes, hacen de la vitamina C una aliada perfecta para mantener nuestra piel en el estado óptimo para hacer frente a los radicales libres, los cuales puede acelerar el envejecimiento de la misma. Por eso, llenar nuestra despensa con alimentos ricos en vitamina C puede ser una opción muy inteligente si nos preocupa el cuidado de nuestro rostro. Pero, ¿sabías que existen numerosas hortalizas y frutas donde esta vitamina se presenta en mayor cantidad que en la tan famosa naranja?

 

Pimientos verdes, rojos y amarillos

En ese orden, de menos a más, es la cantidad de vitamina C que nos aportan estos acompañamientos indispensables de muchos platos. Variando desde los 140 a los 240 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos, supera con creces a la cantidad aportada por las naranjas, de aproximadamente 53 miligramos por pieza.

 

Perejil

Este condimento también es una fuente de vitamina C. Concretamente, posee alrededor de 133 miligramos por cada 100 gramos. A pesar de que no lo consumimos en grandes cantidades, nunca está de más como un extra vitamínico en nuestros platos.

 

Brócoli

No es precisamente el favorito de la mayoría, pero bien cocinado es un acompañamiento ideal para cuscús y revueltos de verduras frescas. Aparte de su alto contenido en fibra, el brócoli cuenta con más de 90 miligramos de vitamina C.

 

Kiwi

La fruta por excelencia de aquellos y aquellas que desean un buen detox. Más allá de su fama como alimento favorecedor del tránsito intestinal, esta delicia originaria de Nueva Zelanda es una fuente no sólo de vitamina C sino también de potasio.

 

Fresas

Las fresas son una de las frutas con mayor concentración de vitamina C (86 miligramos por cada 100g). A su vez, posee grandes cantidades de fibra y antioxidantes, lo que la convierte en la fruta ideal para proveernos de defensas contra el estrés oxidante de los radicales libres.

 

Papaya

En forma de zumo, yogurt o troceada en una jugosa ensalada tropical, con la papaya puedes estar seguro/a de que cumplirás con la dosis recomendada de vitamina C en tu dieta.

 

Kale

Otra de las modas que ha pegado fuerte en el mundo de la cocina saludable es la incorporación del kale en nuestras ensaladas. Esta col nos aporta alrededor de unos 120 mg de vitamina C por cada 100 gramos de alimento. Su sabor intenso te encantará.

 

Guayaba

Sabemos que no es fácil de encontrar, pero si cuentas con una frutería cercana donde la tengan, no dudes en hacerte con ella. Es una de las mayores fuentes de vitamina C, con 73 miligramos por cada 100 gramos, una proporción que garantiza la ingesta diaria recomendada de 90 miligramos en hombres y 75 en mujeres (según estudios del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU