Motivación para practicar deporte en invierno

Maestros del Cuidado y Ocio

 

Seguro que con el nuevo año te has propuesto ponerte en forma y, seamos sinceros, con el invierno puede darnos un poco de pereza salir a hacer deporte al aire libre, una modalidad cada vez más adoptada por aquellos que quieren realizar ejercicio sin recluirse en un gimnasio. Además, con el ejercicio logramos mantener la tonificación de los músculos (clave para un aspecto saludable) así como, con las actividades aeróbicas, ejercitamos y mejoramos la capacidad pulmonar.

Por eso, para que puedas seguir practicando tus sesiones de running semanales y las posibilidades que nos ofrecen los cada vez más habituales parques con zonas de ejercicio, te presentamos una serie de recomendaciones para que no pierdas el hábito en estos meses de ir bien abrigados.

 

 

Lo primero: evita caer en el aburrimiento con una buena playlist musical

Muchas personas comienzan a encontrar rutinarios sus ejercicios a las pocas semanas, por lo que incentivarse con música de ritmo rápido y animado favorece la ejecución de las actividades, equilibrando nuestra concentración.

 

El equipamiento: el justo pero efectivo

Con el invierno una de las grandes dudas es qué podemos ponernos para salir a la intemperie. La clave está en la ropa térmica, de la que disponemos en muy diversas modalidades y estilos. Gracias a ella podremos desplazarnos a nuestra zona de ejercicios sin que las bajas temperaturas nos echen para atrás y, más importante aún, ayudará a mantener el calor corporal durante y tras la realización de la actividad. Esto es fundamental de cara a evitar contratiempos tan molestos como un resfriado por enfriamiento.

 

Busca apoyo en un compañero/a

Todos sabemos que muchas tareas resultan más atractivas si las realizamos acompañados de otras personas. Seguro que más de una vez has visto a dos amigos o una pareja practicando el running por el parque. Y es que mantener el hábito como una actividad social es uno de los mejores estímulos para no abandonarla, independientemente de la época del año.

 

Organízate

Mantener una programación de tu ejercicio físico ayuda a cumplirlos. Si lo dejamos al azar o a los momentos en que no tengamos nada mejor que hacer, al final lo más probable es que terminemos abandonando la práctica o, peor, realizándola sin obtener los efectos deseados, lo que puede derivar en cierta frustración.

Con estos sencillos consejos, esperamos que llegue abril y tus ganas de seguir revitalizando cuerpo y mente sigan tan o más activas como el primer día.