Presume de pies este verano

Maestros del Cuidado

Normalmente nuestros pies se llevan la peor parte, soportando todo el peso de nuestro cuerpo, y permaneciendo en el olvido durante la mitad del año, hasta que llega el buen tiempo, momento de mostrarlos al mundo. Pero, ¿estás preparada? Líbrate de las durezas, los talones agrietados y la piel seca con nuestros consejos. Sólo tienes que dedicar unos minutos al día dentro de tu rutina de belleza para conseguir unos pies perfectos, cuidados y bonitos.

  • Después de un largo día, lo mejor es comenzar la rutina del cuidado de tus pies, con un buen baño relajante. Introduce los pies en un recipiente con sales de baño. También puedes optar por esta sencilla receta casera:

a. Calienta agua en una olla.

b. Disuelve dos cucharadas de sal gruesa

c. Sumerge los pies en un recipiente, por ejemplo, en un cubo o una palangana, durante 20 o 25 minutos. Cuidado al introducir los pies en el agua caliente, comprueba primero la temperatura del agua para no quemarte.

d. Una vez terminado el tiempo de reposo en el agua, seca a fondo tus pies para eliminar toda la humedad.

    • Para eliminar la piel muerta y las asperezas podemos realizar una exfoliación suave, por ejemplo con una piedra pómez. Después debemos aplicar un poco de crema hidratante. Lo ideal es realizar esta exfoliación después del paso anterior, ya que será más sencillo eliminar la piel muerta y las durezas después de tener los pies sumergidos en agua.

pies-perfectos

    • Una vez tenemos secos los pies debemos hidratarlos realizando un masaje, poniendo más atención a las zonas con durezas. Lo más recomendable es hidratar los pies por la noche para prevenir la humedad.
    • Si eres de las que no puede vivir sin tacones, puedes probar a utilizar plantillas de gel, que ayudan a prevenir el dolor.
    • Para activar la circulación cuando estés en la ducha alterna los chorros de agua fría y caliente.
    • El cuidado de las uñas también es importante. La forma correcta de cortarlas es rectas para después limar las esquinas salientes con una lima.
    • Por último, aplica esmalte de uñas y ya tienes los pies listos para un verano perfecto.

Con todos estos consejos conseguirás olvidarte de rozaduras, ampollas y talones agrietados, que además de ser molestos estropean el aspecto de nuestros pies.