Relájate en tu propio jardín

Maestros del Cuerpo

meditacionLa meditación es una técnica perfecta para sentirnos bien por dentro, y sentir sus beneficios por fuera. Como te comentábamos en este artículo es importante tener un lugar donde realizar nuestros ejercicios de meditación.

Para empezar debemos buscar un sitio donde nos encontremos relajados, sin distracciones, que nos trasmita energía positiva, por eso te proponemos que crees tu propio jardín para meditar. Meditar rodeado de naturaleza potencia los resultados de tus ejercicios. Es muy sencillo si sigues los consejos de Maestros de la Belleza.

  • Localiza el rincón de tu jardín más silencioso, donde no escuches los ruidos de los vecinos o el tráfico. Olvídate del mundo exterior.
  • Si todavía se oyen distracciones puedes crear una barrera natural. Simplemente plantando algunos arbustos o colocando macetas con plantas altas. También puedes colocar una pequeña fuente de agua, el sonido te relajará y te ayudará en tus momentos de meditación. Otros sonidos que te pueden ayudar a relajarte son los tubos o campanas de viento.
  • Incluye en tu jardín flores rojas o anaranjadas, estos colores estimulan la meditación.
  • Decora el jardín con figuras u objetos que te transmitan paz y tranquilidad. Así cuando termines de meditar y abras los ojos te encontrarás con elementos que continúan proporcionándote calma.
  • Coloca un pequeño altar donde ubicar un santuario, incienso o incluso una vela. Elementos ideales para completar tu ritual de meditación.
  • Reserva un espacio donde puedas descansar y te sientas cómodo. Puedes colocar un simple cojín o un puf si no dispones de demasiado espacio, u optar por bancos de madera que además decoren el entorno.

Aunque te hemos sugerido numerosas ideas para tu jardín no es necesario que las incluyas todas, elige las que mejor se adapten a tu personalidad y gustos y recuerda que muchas veces ¡menos es más!

¡Ahora solo tienes que disfrutar de tu jardín!