Lugares idílicos para descansar

Maestros del Ocio

Después de todo el estrés que nos produce el ajetreo de la ciudad, lo primero en lo que piensas cuando tienes unos días de vacaciones es buscar un destino en el que salir de la rutina dejando a un lado las preocupaciones que no nos dejan dormir, ¿a que sí?

Hoy traemos destinos en los que podemos relajarnos y disfrutar de nuestro tiempo libre para descansar el cuerpo y liberar tensiones, oxigenar nuestra mente…

Si te gusta la montaña y la naturaleza… ¿qué tal las Montañas Azules de Australia?

Han sido declaradas patrimonio de la humanidad, su gran altura y gran zona boscosa te enamorarán. Están formadas por impresionantes cañones, cascadas y acantilados de arsénica en los que poder hacer bonitas rutas de senderismo.

Además, podrás entrar en sitios mágicos como el Lago Azul de las Cuevas de Jenolan, un laberinto de ríos subterráneos con 11 cuevas que podrás visitar de increíbles formaciones de estalactitas y un agua azul cristalina.

Para desconectar podrás alojarte en uno de los resort más relajantes y lujosos del mundo, Wolgan Valley, situado entre dos parques naturales. Cuenta con un impresionante balneario construido con materiales reciclados y tratamientos corporales realizados con cosméticos de origen orgánico. Un buen lugar para aislarte y disfrutar de la naturaleza, donde reponer fuerzas.

Y para dar un toque de emoción y adrenalina, puedes subir en el Scenic Skyway, una plataforma con suelo de vidrio que hace un recorrido por el valle cerca de Katoomba. Una experiencia que de manera única te muestran la belleza de estas montañas australianas. 

Si por el contrario, eres más de sol y playa… ¡Capri!

Uno de los rincones con más encanto del Mediterráneo, donde podrás disfrutar del buen clima y de una de las islas más bonitas.

Conocida por sus increíbles grutas a las que podrás acceder en pequeñas barcas, como la Gruta Azul, que es famosa por sus aguas azul brillante, resplandecientes debido a dos agujeros, una apertura de la cueva en la pared y otro sumergido que se extiende por debajo de la puerta de entreada. Tiene una longitud de 60 metros y una profundidad de 150 metros. Se cree que la gruta era el sitio de natación personal del emperador Tiberio.

En ella se encuentra uno de los complejos hoteleros de mayor lujo, un lugar donde relajarse y olvidarse por completo del estrés: el Gran Hotel de Quisisana, que ofrece a todos sus huéspedes un gran spa donde vivir experiencias de belleza y tratamientos de bienestar, para un perfecto cuidado del cuerpo y de la piel.

¿Eres más de ciudad? ¡Vámonos a Nueva York!

La gran ciudad en la que conviven multitud de culturas, es una buena opción para cambiar de aires y salir de tu rutina. Conocer los rincones más emblemáticos de Nueva York, seguro que también es una buena opción para relajarse.

Una gran ciudad donde vivir un monton de experiencias, como visitar la estatua de la libertad, cruzar el gran puente de Brooklyn (uno de los más largos del mundo), visitar la zona financiera para ver los altos rascacielos y un montón de cosas más que tiene una de las ciudades más grandes del mundo.

A la vez que visitamos la gran ciudad, podemos descansar en uno de los hoteles más lujosos del mundo dejándonos llevar a otras culturas en el Mandarin Oriental, ambientado con toques asiáticos, ofrece una de las gamas más amplias en cuanto a tratamientos corporales para ofrecer el mejor descanso a sus huéspedes. Para los más afortunados, dispone de una suite de spa VIP que repoduce una casa de estilo asiático con ducha de vapor, camas de masaje…

¿Cuál es tu lugar idílico en el mundo para desconectar?