Uñas fuertes y sanas

Maestros del Cuidado

Si queremos lucir unas manos bonitas y sanas, es esencial tener unas uñas cuidadas. Unas uñas rotas, quebradizas o débiles pueden estropear un look perfecto. Por eso queremos mostrarte como cuidar las uñas para mantenerlas siempre sanas.

Las personas con uñas quebradizas siempre se hacen esta pregunta ¿Por qué mis uñas siempre se rompen o se escaman? Hay muchos factores que afectan a las uñas.

Las causas más comunes de las uñas débiles son la falta de vitaminas a causa de una mala alimentación, la descalcificación y algunas enfermedades como la anemia, hipotiroidismo, mala circulación, onicofagia (morderse las uñas), etc. También tienen efectos negativos en nuestras uñas pequeños gestos de nuestro día a día, como lavar los platos sin guantes, utilizar las uñas para abrir envases, o tener demasiado tiempo las uñas en agua.

Para combatir todos estos efectos adversos solo tienes que seguir nuestras pautas y tus uñas siempre lucirán perfectas.

  • Incluye en tu dieta alimentos con vitaminas A y B, como zanahoria, tomates, pescado, espinacas, etc. Conseguirás evitar el color amarillento de las uñas. Los alimentos ricos en calcio también te ayudarán a mantener las uñas fuertes.
  • Utiliza guantes en las tareas domesticas para proteger del agua y de los productos de limpieza tanto las uñas como las manos.
  • Utilizar esmaltes de uñas y quitaesmaltes también las debilita, sobre todo si los utilizas con demasiada frecuencia. Deja descansar unos días las uñas hasta volver a pintarlas.
  • Mantén las uñas cortas, así será más difícil que se rompan. Puedes limarlas o cortarlas cuando se estropee alguna.
  • No te muerdas las uñas. Este mal hábito hace que tus uñas se debiliten, además unas uñas mordidas no lucirán bonitas.
  • Utiliza remedios caseros para fortalecer las uñas.

A continuación te dejamos una receta eficaz para mantener las uñas fuertes y sanas.

  • Mezcla de zumo de limón y sal: en un recipiente mezclamos dos cucharaditas de sal fina, el zumo me medio limón y añadimos medio vaso de agua. Introducimos los dedos aproximadamente durante 10 minutos. Para conseguir el efecto deseado debemos repetir esta acción dos veces a la semana. ¡Pruébalo!
unas limón