Consejos para una piel eternamente joven

Maestros del Cuidado
Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Una de las consecuencias de los avances de la edad es la aparición de pequeñas arrugas, ¿ya han aparecido tus primeras arrugas? ¿quieres mantener tu piel eternamente joven? Sea cual sea tu intención, hoy te traemos unos pequeños consejos con los que mantener tu piel en perfecto estado.

Para mantener tu piel perfecta, vamos a centrarnos en tres claves principales que favorecerán su firmeza y juventud: un buen cuidado e hidratación, una buena alimentación y, algo fundamental, dormir bien.

1.- Buena alimentación.

Comencemos por el primer factor, uno de los secretos para mantener un buen estado de la piel son las vitaminas que están en los alimentos que ingerimos en cada una de las comidas. Actualmente, debido al ritmo de vida que llevamos no damos importancia o, mejor dicho, no dedicamos la atención y tiempo suficientes a comer bien. Las vitaminas son necesarias para que nuestro organismo pueda metabolizar las grasas, los carbohidratos, las proteínas y los minerales.

La carencia nutricional que se produce causada por esa falta de atención a una buena alimentación, sumado a la falta de nutrientes en los alimentos modernos, hace que muchos acudan a la necesidad de ingerir complejos vitamínicos. ¡ERROR!

Según la doctora Alma Pichardo, especialista en Nutrición Clínica y Enfermedades Metabólicas, “La fuente principal de vitaminas son los frutos y las hortalizas. Únicamente se aplica esta regla si el paciente presenta una reducción drástica de algún nutriente importante, dando como resultado una enfermedad por deficiencia, que habría que corregir administrando la vitamina faltante” 

Por este motivo, la solución no está en ingerir vitaminas adicionales, sino llevar una alimentación equilibrada que inlcuya frutas, hortalizas y todos los alimentos que nos proporcionan esos nutrientes para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Las vitaminas liposolubles se disuelven en grasa y se acumulan en los tejidos grasos del cuerpo, las hidrosolubles puede provocar un exceso de nutrientes y falta de otros provocando que se disuelvan en grasa y acaben en los tejidos grasos del cuerpo.

Pero, ¿cuáles son las vitaminas que ayudan al cuidado de nuestra piel? Las más importantes en el retraso del envejecimiento de nuestra piel son las vitaminas C y E.

2.- Cuidado e hidratación

El ácido hialurónico es una molécula que está presente en la piel de forma natural, y su función es fomentar la capacidad que tienen las células para retener el agua. Por lo que una piel joven es aquella rica en esta molécula natural, que el cuerpo repone diariamente para que nuestra piel esté hidratada y firme.

Con el paso de los años, nuestra piel pierde la capacidad de reproducir esta molécula para mantener nuestra piel en buen estado, es decir, pierde firmeza y aparecen las líneas de expresión y arrugas. ¿Cómo combatirlas? Manteniendo la piel bien hidratada y cuidada, y con tratamientos de belleza que contienen ácido hialurónico, ahora hay muchas cremas que contienen esta sustancia ayudando a tu piel a mantenerse con mayor firmeza y grado de hidratación.

3.- Dormir bien

Durante nuestro descanso, nuestra piel se regenera aprovechando que no esta expuesta a la luz, ni a otros agentes externos. Gracias a esto consigue renovarse y oxigenarse mejor, con la producción de unas moléculas que le dan brillo y elasticidad. Si además, lo acompañamos de algún tratamiento o crema como hemos señalado en el punto anterior, por la noche se absorberá más rápido debido a que nuestra piel respira más profundamente. Si no dormimos lo suficiente, se acentuarían las ojeras y las líneas de expresión.

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone