Estos son los colores que realzarán tus uñas - Maestros de la belleza

Estos son los colores que realzarán tus uñas

Maestros del Cuidado y Ocio

Como ya sabrás, siempre ha habido tendencias en cuestión de esmalte de uñas. Al igual que con la ropa, los diferentes cortes de pelo o las infinitas posibilidades que ofrece el maquillaje facial, los diferentes estilos de manicura y pedicura van evolucionando con cada época del año, encontrando actualmente una variedad tan amplia y refrescante como en el resto de aspectos del cuidado estético.

 

Por eso, queremos adelantaros las que apuntan a ser las principales tendencias en lo que se refiere a lucir unas uñas originales, ya sea para presumir de ellas en el día a día o en alguno de los compromisos familiares o con amigos/as a los que no podéis faltar.

 

Tonos acordes con la naturaleza

 

Concretamente, con los colores en los que irán derivando los paisajes durante estos meses, tan hermosos y llenos de tonalidades como la primavera más esplendorosa. Los tonos color tierra cobran un especial protagonismo en la temporada de otoño/invierno, con los ocres y camel combinándose con los marrones oscuros, éstos últimos un regreso inesperado a la primera línea de la moda en cuanto a manicura tras años desterrados de las tendencias.  Tampoco nos olvidamos del “verde-hoja”, color que ya causa sensación entre las influencers de Nueva York.

 

¿Por qué elegir un color pudiendo elegir un patrón?

 

Y es que eso es lo que proponen los tonos cálidos de los estampados carey, ya bien asentados en nuestro país en su versión veraniega y que ahora se adaptan a esta época del año con prints aplicados en las uñas de las formas más variopintas. Algunas trend-setters optan por emplearlo de forma alterna sobre sus uñas, otras en todas y cada una de ellas; las más creativas nos han mostrado cómo se puede aplicar sólo en la mitad o incluso incorporando diferentes formas y dibujos. Sea como sea, la mayoría recurre a esta tendencia combinando esmalte y laca, otorgándole un acabado único.

 

Con semejante gama de posibilidades ya no hay excusa para lamentar que con el verano se pierde la alegría y el color.