‘Headstrong’ el yoga intensivo - Maestros de la belleza

‘Headstrong’ el yoga intensivo

Maestros del Cuerpo

 

No te pierdas este nuevo post de Maestros de la Belleza y redescubre la nueva disciplina fitness con la que cultivas cuerpo y mente. Y sí, con Headstrong también puedes quemar grasas.

El yoga intensivo o Headstrong es una disciplina que surge en EEUU. Un nuevo movimiento propiciado por Michael Gervais y Kai Karlstrom, el cual es la solución perfecta para mantener el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

¿Cuáles son las rutinas que caracterizan a este movimiento?

 

Rutina 1: Sentadilla-Salto

De pie, con los pies separados en línea con los hombros y los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, haz una sentadilla y luego salta balanceando los brazos hacia arriba. Aterriza en posición de sentadilla, con los brazos a ambos lados del tronco. Repite todas las veces que puedas en un minuto. Después descansa dos minutos antes de comenzar otra serie.

 

Rutina 2: Cambio de peso lateral

Con las piernas muy separadas, cambia el peso del cuerpo a un lado y a otro dando zancadas laterales mientras levantas los brazos, variando el movimiento hacia arriba, hacia abajo o hacia un lado. Alternando las piernas, levanta los brazos en diferentes direcciones y velocidades. Aguanta tres minutos.

 

Rutina 3: Perro-pájaro

A cuatro patas y con la columna vertebral recta, estira el brazo derecho hacía delante y la pierna izquierda hacia atrás. Resiste en esta posición durante tres respiraciones. Baja el brazo y la pierna y repite con el otro lado. Repite la serie completa 5 veces.

 

Rutina 4: Tabla de antebrazo

En el suelo y en la posición de plancha, pon el peso en los antebrazos y junta las manos. Aguanta con el cuerpo recto y sentirás cómo trabajan el tronco y los glúteos. Mantén la posición 3 minutos. Al principio te parecerá una misión imposible, pero poco a poco conseguirás permanecer todo el tiempo sin casi esfuerzo.

 

Rutina 5: Pose de la victoria

En posición vertical, con los pies juntos, pon los brazos en ‘V’ y haz tres respiraciones profundas. Dobla las rodillas, túmbate boca arriba, y pon el foco en una respiración profunda y continuada que provenga del estómago. Disfrútalo durante 4 minutos.

 

¡Anímate a probar y descubre todo tu poder!